La compra por Internet, un elemento cada vez más necesario para la hostelería española

La compra por Internet, un elemento cada vez más necesario para la hostelería española

Todos somos conscientes de lo que ha mejorado nuestra vida el poder adquirir artículos a través de Internet. Ahora todo es mucho más cómodo para nosotros: basta con que nos introduzcamos en una página web, añadamos a nuestro carrito virtual los productos que nos parecen interesantes y pagar con nuestra tarjeta en el momento. La entrega del producto la tenemos en la misma puerta de nuestra casa, en un periodo de tiempo cada vez menor y con la fiabilidad que tanto demandamos. La red es, sin duda, el motor del siglo XXI.

Y lo es también para diferentes tipos de comercios. En el mundo laboral un ahorro de tiempo es sinónimo de mejorar en eficacia y eficiencia, y eso es, a su vez, sinónimo de dinero. Si el sector en el que está inmersa una empresa se caracteriza por la atomización de comercios, una mejora en eficacia y eficiencia será, más que un avance, una obligación. Y eso es lo que ocurre en el sector de la hostelería, uno de los más importantes y duros de nuestra sociedad y economía.

Muchos os preguntaréis qué tiene que ver un sector como el hostelero con el comercio online si es, en teoría, uno de los más tradicionales y uno de los pocos que todavía se deben realizar bis a bis. La hostelería necesita el comercio online no desde el punto de vista de sus clientes, sino desde el de sus proveedores. De este modo pueden adquirir sus pedidos de un modo más productivo y eficaz. Eso, en un país en el que la hostelería juega un papel tan importante como España, es de una importancia de lo más grande.

La llegada del comercio online también ha sido, sin duda, un soplo de aire y de vida para los negocios hosteleros. Lo dicen hasta los proveedores de los mismos, los cuales garantizan que el número de bares y restaurantes que hacen sus pedidos a través de Internet ha crecido de un modo exponencial en el último año. Por poner un ejemplo, desde Exportcave, una entidad dedicada al suministro, entre otras cosas, de copas de vino o vinotecas, nos dicen que el número de pedidos a través de la red que realizan sus clientes minoristas se ha triplicado durante los últimos doce meses.

No cabe duda de que, en un mundo y un sector tan competitivo como este, algo como lo que acabamos de describir es de una utilidad extraordinaria. Los dueños de los bares y restaurantes ganan agilidad y capacidad de acción y también se benefician de otra cosa: la enorme cantidad de opciones a las que tienen acceso gracias a Internet y a las que antes no podían acceder. Ahora las barreras se han derribado y ya no hay nada que impida al dueño de uno de estos establecimientos disponer de productos y servicios de calidad.

Con la competencia siempre en la cabeza

Es evidente que siempre tenemos que tener en cuenta lo que está haciendo la competencia. Es lo que aconseja Jorge Cruz Martín en su blog personal, indicando al mismo tiempo que haciendo esto se obtiene una información que va a ser de una utilidad muy grande a la hora de mejorar nuestro propio negocio. Cusndo analizamos a la competencia tenemos en cuenta factores que no tenemos en cuenta al analizar nuestro negocio y esto es algo bastante propio de los bares y restaurantes. Y, teniendo un elemento como el comercio online, siempre será más fácil para nosotros imitar aquellas cosas en las que nuestra competencia lo está bordando.

Y será que no hay competencia en el mundo de la hostelería en España. De hecho, y tal y como publicó el diario ABC en su página web en junio de 2016, España es el país del mundo que más bares tiene. Tanto es así que en nuestro país hay un bar por cada 175 habitantes, algo que desde luego es digno de estudio. Da igual en el lugar en el que nos encontremos. Competencia nos vamos a encontrar seguro. Y para doblegarla hay que encontrar unos productos que quizá solo podamos encontrar en Internet.

España va a seguir siendo un país en el que el ocio siempre va a ser un elemento indispensable y que cada vez va a tener un mayor peso en la vida de las personas. Ser capaces de poder prestar el producto ideal o el mejor servicio es obligatorio para todo aquel bar o restaurante que se precie. Y no siempre es fácil obtenerlo si uno utiliza las vías más tradicionales para hacerlo. Apostar por la red y el comercio online es la alternativa para todos ellos. De lo contrario, el futuro de nuestro negocio es un poquito más negro.