Eliminar las varices es posible

Eliminar las varices es posible

Las varices pueden llegar a acomplejarte a la hora de enseñar las piernas, pudiendo ser bastante dolorosas y molestas. Cuando no tienen buena evolución, incluso pueden llegar a provocar un serio problema vascular. Vamos a contarte los tratamientos médicos que hay para poder eliminarlas y las medidas para prevenirlas.

¿Qué son las varices?

Realmente, las varices son unas dilataciones de las venas de la circulación de retorno. Pese a que frecuentemente aparecen en las piernas, que es donde son más visibles, pueden darse en otras partes, caso del esófago, estómago, hemorroides, etc. Todas estas venas pueden ir evolucionando, hasta que no cumplan ya la función y provocar una insuficiencia venosa.

Entre los síntomas está el dolor, piernas pesadas, con una sensación como de presión, la aparición de venas en la superficie, edemas en los tobillos, alteración del dolor de la piel más oscura, enrojecimiento, picor o sequedad.

¿Cuál es la razón por la que aparecen?

Un 15% de la población las sufre y es más frecuente en mujeres, algo que ocurre por muchos factores. Existe un componente de índole genético y otro de hábitos de vida. En las varices ocurre un fallo en su sistema de válvulas, que son las que colaboran a que la sangre vaya subiendo y no vuelva a bajar.

Cuando no bombea de manera eficiente y adecuada, la sangre se va acumulando y queda estacionaria, lo que hace que aumente la presión venosa y se dilata todavía más la variz. Lo que después pasa es que aparecen más venas y disminuye la presión en el sistema. Aparecen más frecuentemente sobre los 40 años en las extremidades inferiores, pues es la zona del cuerpo donde es más complicado el retorno de las venas.

La propensión a padecerlas

Las mujeres que tienen antecedentes de varices o insuficiencia venosa en la familia son las que tienen más propensión a sufrirlas, aunque otros factores también son importantes, caso de la obesidad, el embarazo, la menopausia, los anticonceptivos orales, edad, estar de pie mucho tiempo, etc.

Como decíamos antes, la genética suele estar presente en las personas que padecen venas varicosas. Aproximadamente la mitad tienen antecedentes familiares, por lo que el carácter hereditario es altamente importante.

¿Qué tratamientos hay?

En estos casos hay dos formas de tratarlo principales, el láser y la escleroterapia. Desde hace poco tiempo se usa la técnica de esclerosis con microespuma. La Clínica Artestética, que son expertos en esta técnica, nos comentaron que permite tratar toda clase de venas y es un adelanto importante frente a la esclerosis en forma líquida.  Además, nos parece particularmente interesante que el que el tratamiento ambulatorio dure 30 minutos y que la paciente se pueda incorporar a la vida normal con solo usar una media las 24 horas siguientes a la intervención.

Mejorar las costumbres

Los hábitos de vida influyen y hacen que aparezcan las varices a parte de la genética. Para evitarlo, lo mejor es evitar alimentos que puedan provocar retención de líquidos o dilaten las venas, tales como la sal, grasas saturadas, picante, alcohol, café, chocolate o tabaco.

Si te encuentras en el caso de que ya han aparecido, adquiere gran importancia evitar factores como el estreñimiento, realizar deporte, reducir la ingesta de sal, hacer duchas de agua fría en las piernas, hacer ejercicios con los pies como caminar de puntillas, evitar en lo posible el uso de tacones altos, la exposición solar, el exceso de peso, utilizar medias compresoras o los muy útiles masajes circulatorios.

La estética y la salud, cada vez más relevantes

La importancia de la estética en el mundo actual es evidente y las varices suponen un problema, pero no solo en lo estético, pues como hemos dicho también duelen y son molestas. Por todo ello, lo mejor es afrontar el problema en caso de que se tenga y elegir un centro profesional que te venga bien y que te hagan un tratamiento.

Afortunadamente cada vez hay más opciones en este sentido, con lo que podemos contar con más armas para que las varices nos afecten lo menos posible. Eso sí, la prevención es importante y cuanto más trabajes en este sentido y te cuides, menor número de varices aparecerán y mayor nivel de salud vas a tener, por lo que todo importa.