Cambia tus ventanas con la máxima seguridad

Cambia tus ventanas con la máxima seguridad

Las ventanas es uno de los elementos que más se modifican en una casa. No es la primera vez que una casa quizás no esté reformado por dentro, pero sí por fuera. La razón es muy sencilla, las ventanas sirven de puerta de acceso y por tanto hay que cuidarlo al máximo. Se puede llegar a ahorrar mucho dinero al contar con unas buenas ventanas, ya que éstas sirven de aislantes tanto del frío como del calor. Recuerdo que mi madre siempre criticara que pagara tanto dinero de calefacción y la casa no estaba caliente. Hasta que comprobó que era por culpa de que las ventanas no eran de calidad y perdían todo el calor.

Hablamos con Replus, una empresa referente en el sector de las ventanas, para que nos cuenten consejos para poder mantener las ventanas en forma.

Una vez que ya la empresa te ha instalado las ventanas, lo que tienes que hacer es retirar el film protector después del montaje de las ventanas. Por supuesto hay que eliminar las salpicaduras de cal y cemento con agua y un limpiador suave. El agua jabonosa permite una limpieza eficaz de la ventana durante toda su vida. Una recomendación muy clara es que no utilices limpiadores abrasivos como: acetona, disolventes, utensilios duros como espátulas o cepillos metálicos.

Gracias a sus conocimientos como fabricantes de perfiles y ventanas de PVC, Replus nos recomienda lubricar las partes móviles del herraje. Eso garantiza que las ventanas se abran y cierren con comodidad, por eso la recomendación es que se haga la lubricación al menos una vez al año.

En cuanto a las juntas, se deben limpiar con agua y engrasar periódicamente con productos recomendados por el fabricante.

Buena ventilación

Para conseguir este tipo de ventilación, se puede abatir la ventana, lo que permite un cambio de aire limitado pero continuo. La ventilación es muy importante porque además sirve para poder calibrar mejor la temperatura del hogar. Si se abren al mismo tiempo todas las puertas y las ventanas, se crea una corriente que permite cambiar el aire en 2-4 minutos. Sin embargo, este tiempo no basta para enfriar los elementos de construcción. Una ventilación adecuada permite reducir al mínimo el consumo de energía y ahorrar en calefacción. Seguro que lo vas a notar en la factura de la calefacción, como la pasó a mi madre cuando llegó la primera.

Etiqueta energética

Tienes que prestar atención también a la etiqueta energética que van impresas en todas las ventanas, con ellas puedes saber cuáles son las más adecuadas para tu casa. La Etiqueta de Eficiencia Energética es una herramienta para que el profesional clasifique energéticamente las ventanas que comercializa.

La clasificación de la ventana en la etiqueta energética, se divide en dos partes principalmente, una clasificación de invierno y una clasificación de verano.

  • La clasificación de invierno tiene ocho niveles de eficiencia, que van desde el color azul de La Ventana Pasiva para las ventanas más eficientes, hasta el color rojo y la letra G para las menos eficientes.
  • La clasificación de verano tiene cuatro niveles de eficiencia que van desde cuatro estrellas para las ventanas más eficientes hasta una estrella para las menos eficientes.

Ya has visto que la sustitución de ventanas poco eficientes energéticamente por otras de mejores prestaciones es una de las actuaciones más fáciles y más rápidas de realizar en los hogares. La utilización de ventanas eficientes permite reducir las pérdidas energéticas en las viviendas. Con la instalación de ventanas eficientes en los hogares se puede disminuir la factura de los consumos energético.

Y hay que ponerse en modo verde. La utilización de ventanas más eficientes contribuye a la conservación del medio ambiente y a la reducción de las emisiones de CO2. La instalación de ventanas eficientes puede mejorar, no sólo el confort térmico de las viviendas, sino además el confort acústico de las mismas. La utilización de ventanas eficientes permite la disminución del efecto de pared fría, lo que equivale a mayor superficie de confort en la vivienda. Supone un menor recalentamiento de la ventana y mayor confort en verano en sus proximidades.

Ahora que ya sabes todas estas cuestiones seguro que no tienes dudas de qué hacer con tus viejas ventanas, ¿verdad?