Si tienes una propiedad inmobiliaria y quieres venderla, este es tu momento

Si tienes una propiedad inmobiliaria y quieres venderla, este es tu momento

El mercado inmobiliario está repuntando en 2017, y la idea de vender o comprar una vivienda puede ser una opción muy rentable. La crisis parece que está dando un respiro al sector, y parece que seguirá así en los próximos años. Así que si estabas pensando en invertir, este es tu momento. Pero recuerda, esta es una decisión importante que no se puede tomar a la ligera, y como veremos, hay muchos factores a tener en cuenta.

Llevo varios años alquilando un pisito que, a modo de inversión, había decidido comprar en Madrid. La verdad es que estaba contenta, solía alquilarlo a estudiantes universitari@s y nunca me han dado ningún problema, y desde mi punto de vista y basada en mi experiencia personal, son mejores inquilin@s que las personas adultas. Pero me he estado informando y todo apunta a que este año, será bueno tanto para comprar y vender inmuebles.

Tanto si quieres vender como si quieres comprar una vivienda deberías asesorarte bien y siempre con los mejores profesionales del sector. Otro aspecto importante es el de los honorarios, ya que algunas cobran unas comisiones demasiado altas.  Mi gestoría inmobiliaria, VendemosPisos.Com, cobra unos honorarios bajísimos, sólo del 2%, y es que esta gestoría online puede permitírselo ya que ahorran en otros gastos, como son los derivados de una oficina física, en publicidad o en desplazamientos. Además, trabajan con pocas propiedades, y de esta forma pueden prestar el mejor servicio personalizado. Un asesor de la inmobiliaria me está acompañando en el proceso de venta, pudiendo consultarle cualquier duda en el momento que desee, sin ningún tipo de límite. Por algo es líder en gestión inmobiliaria. Su fotógrafo profesional hizo más de 25 fotografías de mi piso de máxima calidad, y dieron de alta  en los portales web líderes de las inmobiliarias en Madrid (con más de 12 millones de búsquedas mensuales). Yo misma puedo gestionar su anuncio con total libertad. Y por supuesto, realizaron una valoración de mi piso para aconsejarme en el precio de venta.

¿Y si lo que quiero es comprar?

Si lo que quieres es comprar una vivienda has de tener muy claro lo que necesitas o deseas. Es una decisión que supone desembolsar una importante cantidad de dinero y tomar una mala decisión puede traer consecuencias desastrosas.

En primer lugar has de estar segur@ de la zona en la que deseas invertir, ya que dependiendo de su situación, el precio de la vivienda varía. Por ejemplo, las zonas más caras de España son Baleares, Cataluña y Madrid. Si la zona en cuestión está bien comunicada y tiene fácil acceso a parques y jardines, colegios, hospitales, farmacias o a un centro comercial, el precio de la vivienda también tiende a subir. En este sentido, todo dependerá de tus necesidades, intereses y sobre todo de tus posibilidades económicas. La cosa varía si tienes o tienes pensado tener familia o no, o si lo que tú deseas es comprar únicamente a modo de inversión. Pero el factor determinante  a la hora de comprar será tu situación económica.

En base a tu situación económica también deberás optar por una vivienda nueva o de segunda mano. En las afueras de las ciudades las casas son, por norma general, más baratas que en el centro, por lo que si no dispones de mucho presupuesto y lo que tú necesitas es una casa en el centro, deberías decidirte por una de segunda mano. Pero, ojo, muchas veces estas casas necesitan mucha reforma, y no siempre compensa. La vivienda nueva tiene la ventaja de estar ya lista para entrar a vivir sin necesidad de reforma alguna.

Nunca te compres una vivienda que no te puedas permitir, estarás toda la vida pagando y apenas te dejará margen para otros gastos. Lo más razonable es gastarse aproximadamente el 30% de nuestro salario mensual, dejando el resto para las demás necesidades básicas. Así mismo, has de tener en cuenta que lo único constante es el cambio,  que la vida da muchas vueltas y que en un momento estás una situación y al segundo en otra, puede que tu boyante situación económica actual cambie, que por cualquier circunstancia, se amontonen más gastos.

A la hora de comprar, se prudente