Formación en letras

Dice el imaginario popular que la gente es de ciencias o de letras. El amor por éste último se manifiesta a edad temprana, cuando se es niño. Los libros son acompañantes inseparables en el verano y las clases extraescolares de inglés no suponen ningún problema; al contrario. Disfrutan desengranando los sistemas que componen un idioma y se interesan por la puesta en marcha de un relato. Cuando se es mayor, alguno termina como rata de biblioteca, feliz. Pues como dijo Jorge Luis Borges, gran amante de las letras, “el paraíso para mí sería algún tipo de biblioteca”.

En una sociedad en la que el arte y la cultura pierden cada vez más apoyo, muchos aún anhelan vivir de la

CONTINUAR LEYENDO