¿Pueden ser seguros los trabajos en altura?

¿Pueden ser seguros los trabajos en altura?

Vamos a hablar de la seguridad de las personas que trabajan en trabajos en altura, una profesión muy peligrosa, que entraña un gran riesgo de caída. Por eso, desde Soluciones Técnicas, ofrecen múltiples servicios a fin de garantizar la seguridad en los trabajos en altura, siempre buscando la opción más económica y cumpliendo con la normativa vigente. Entre sus servicios destacan los siguientes: líneas de vida, escaleras de acceso, barandillas, redes de seguridad, inspecciones, mantenimiento, formación, rescates, etc…

Su oferta de formación ha sido especialmente diseñada para desarrollar, perfeccionar y consolidar conocimientos. Su sistema de formación integral, apoyado en su gran experiencia, aporta a la misma, un verdadero valor añadido, ya que cuentan con docentes con más de 10 años de experiencia impartiendo las materias ofertadas. Además, de ser necesario, sus formadores se desplazan a cualquier zona del país, e incluso al extranjero, si la empresa que solicita sus servicios dispone de las instalaciones adecuadas para impartir la formación. A fin de mejorar la rentabilidad de la empresa, también ofrecen un servicio de mantenimiento integral, dando soluciones técnicas, para que el cliente pueda dedicarse plenamente a su negocio.

Traltur, es otra empresa formada por un grupo humano multidisciplinar  y con una amplia experiencia y trayectoria en la de la gestión integral de trabajos de altura: prevención, seguridad, formación y ejecución de obras. Su equipo de profesionales está cualificado para realizar multitud de proyectos de reparación y rehabilitación de cubiertas y fachadas, trabajos de pintura, servicios de limpieza, impermeabilizaciones, emergencias, etc…

Y es que en la seguridad de los trabajadores y trabajadoras no se debe escatimar. Los trabajos en altura exigen mucha preparación, y una gran destreza, a fin de evitar accidentes laborales, que según los datos, son los que mayores bajas representan, más que la gripe u otras enfermedades comunes. Esto además, hace perder tiempo y dinero al empresario o empresaria. Así pues, ¿por qué no invertir en seguridad? Será beneficioso para todos, ya que el empleado puede trabajar en condiciones de seguridad, mientras la empresa, consigue ahorrar en los gastos de contratación de nuevos empleados, o en la sustitución de maquinaria. No dudes en formar a tus trabajadores, su integridad, así como la de tu negocio, están en juego.

¿Qué son los trabajos en altura?

También llamados trabajos verticales, consisten, en aquella actividad que emplea un sistema de cuerdas independientes más un sistema de anclaje, también independiente, para trabajar en altura o lugares de difícil acceso o en los que no sea posible colocar un andamio o una grúa por cuestiones de espacio, por exigencias del tiempo, o por necesidades económicas.

Existen  3 factores característicos y exclusivos de los trabajos verticales, lo que explica la necesidad de que sean desarrollados por expertos:

  1. Trabajar suspendido a una altura superior a dos metros
  2. Uso de dos cuerdas, la de trabajo y la de seguridad
  3. Empleo de asiento para trabajar, estando suspendido éste de la cuerda de trabajo

¿Cuáles son los principales riesgos?

El principal peligro es la altura, ya que se trabaja a más de 1´5 metros sobre el nivel del suelo. Esto significa que un accidente laboral puede causar lesiones muy graves, e incluso la muerte.

Entre los principales riesgos se encuentran:

  • Riesgo de caída a distinto nivel de personas y objetos
  • Riesgo de daño en huesos y músculos, provocados por las posturas forzadas.
  • Choques contra objetos
  • Golpes y cortes provocados por el uso de herramientas.
  • Estrés, debido las condiciones de trabajo
  • Exposición a radiaciones solares

¿Qué dice la normativa vigente al respecto?

La normativa vigente en cuestiones de seguridad obliga a estos profesionales a:

  1. Respetar escrupulosamente los procedimientos
  2. Hacer uso de la ropa de trabajo de seguridad, así como el resto de medidas de protección suministradas por la empresa.
  3. Informar sobre los posibles daños o desgaste de los equipos de trabajo
  4. Cursar la formación impartida por la empresa
  5. Superar los exámenes de seguimiento y control
  6. Informar a sus superiores de los posibles problemas de salud que pueda padecer el trabajador o trabajadora y que puedan dificultar el desarrollo seguro de la actividad en condiciones de seguridad y eficacia.