El packaging del futuro ya está aquí

El packaging del futuro ya está aquí

El packaging es uno de los elementos más importante a la hora de decidir un producto, porque no es lo mismo comprar un producto que se muestra simplemente en un plástico, que aquel que va en una caja reutilizable que además genera emoción por abrirla y por ver que hay dentro, y como está distribuido.

No olvidemos que el packaging es una herramienta de marketing muy potente que se utiliza para llamar la atención del consumidor, y también es un elemento de comunicación del consumidor, ya que se indica las características del paquete, así como qué puede esperar de él si lo compra. Muchos consumidores se dejan llevar por un packaging que está construido con materiales de alta calidad en deferencia de aquellos más simples.

Con la aparición de muchas start up que no buscan seguir las reglas generales del mercado, están realizándose verdaderas obras de arte en lo que al packaging se refiere, dejando tras de sí una serie de puntos en común. Hoy vamos a hablar de estos puntos en común, ya que en un futuro serán la referencia en el packaging

Las referencias básicas del packaging

En primer lugar vamos a hablar de un aspecto diferenciador, la personalización del envase. Ya lo hemos comentado, pero los materiales de construcción, las texturas y la conectividad del mismo atrae mucho al consumidor. En el futuro veremos como el packaging interactúa con los dispositivos móviles para dar información sobre el producto. No es difícil imaginar cómo acercando el móvil a diferentes productos podemos obtener una comparativa entre ellos.

En segundo lugar, hay una tendencia con muchos seguidores hacia los envases flexibles. Este tipo de envases permiten implementar características como la facilidad de uso, la funcionalidad del envasado y la facilidad de montar el packaging. Este tipo de packaging está siendo importante en el campo de los envases de comidas preparadas, que buscan ser cómodos a la par que reutilizables y funcionales.

Los envases transparentes también van a ser importantes, sobre todo en lo que se refiere a comida. Este tipo de envases van en línea con la filosofía de mostrar los productos tal y como son. Por lo tanto si decimos que algo es natural no hace falta esconderlo, ya que el aspecto demuestra que es natural.

Y hablando de lo natural, en tercer lugar vamos a mencionar los envases ecológicos y sostenibles, que son aquellos fabricados con materiales que respetan el medio ambiente. Si tu empresa es “eco friendly” debes de utilizar materiales en el packaging que fortalezcan esta idea, ya que de esta manera serás coherente con tus principios y acciones.

Por último, en cuarto lugar, es imprescindible fijarse en el eCommerce, que para muchas empresas supone la mayor parte de sus ventas. El envase de un producto que se compra por vía electrónica debe de adaptarse a la cadena logística, tanto de entrega como de recogida del producto y almacenaje.

Contar con especialistas en packaging será imprescindible para ser competitivos. Un ejemplo de este tipo de empresas es Empacke, una empresa especializada en el diseño de branding y gestión del packaging de sus productos, que trabaja para aumentar las ventas de sus clientes, analizando, creando y mimando sus marcas.

En conclusión, adaptar el packaging a estas premisas será fundamental de cara a un futuro que cada vez es más cercano.