Las mejores y diferentes ideas para llegar al altar

Las mejores y diferentes ideas para llegar al altar

¿Hay una forma más original y romántica que la protagonizada en Venecia por George Clooney y Amal Alamuddin llegando a su enlace en un taxi acuático? Esta llegada tiene todos los ingredientes para comenzar bien una nueva vida llena de ilusión, con el romanticismo en niveles muy altos y justamente en la ciudad del amor por excelencia. No en todas las ciudades o lugares donde se celebran bodas existe la posibilidad de llegar en una embarcación, la forma más clásica y habitual es en un vehículo. Por ello buceando en internet en busca de distintas posibilidades de alquilar un vehículo encontré la página web de Mouronte Automóviles, una empresa del sector del automóvil con sede en Lugo, dedicada a la venta y alquiler de vehículos sin conductor desde hace más de quince años.

Como podemos saber por lo que vemos habitualmente cuando asistimos a una celebración nupcial, el alquiler de un vehículo es una excelente elección cuando se trata de un gran evento, como puede ser en una boda la llegada de la novia al altar. Si nos decidimos al final por la opción del alquiler, debemos tener presente que en la actualidad existen diferentes alternativas como pueden ser:

  • Un clásico vehículo de época, como puede ser un Cadillac, Rolls Royce, Bentley, Jaguar, etc. estos son unos vehículos grandes y con suficiente espacio interior para un vestido de novia, a la vez que son muy apropiados para bodas o novias clásicas, elegantes, sobrias y con un toque chic. En otros casos, optamos por vehículos de época, pero no tan señoriales, sino que por los que tenemos en nuestra casa y que tienen un valor especial porque pertenecían a un ser querido ya fallecido y que, con ellos, queremos rendirle nuestro más sentido homenaje haciendo que estos coches, sean un protagonista más del evento.
  • Un vehículo descapotable. Esta es una buena y bonita opción si la fecha y las condiciones climatológicas acompañan al evento, por lo que es sobretodo aconsejable para bodas que se lleven a cabo en verano. Un coche negro con asientos de cuero negro es el contrapunto especial al vestido blanco de la novia. También puede tener toques retro, como la clásica capota de cuero, la rueda de repuesto o la maleta de cuero en el portaequipaje trasero. Como pequeño inconveniente a este tipo de vehículo podemos resaltar que puede resultar un tanto molesto para mantener en perfectas condiciones el peinado de la novia dada la acción del viento durante el trayecto que realicemos por muy corto que este sea.
  • El mítico Seat 600. En el caso de optar por una boda temática inspirada en la década de los sesenta o la conocida furgoneta Volkswagen hippie que durante la época de los setenta tanto se vio por nuestras carreteras y que fue el símbolo del Flower Power por excelencia.
  • Para novias que deseen tener espacio suficiente para su vestido e ir cómodamente acompañadas de quien ellas deseen.
  • Un carruaje tirado por caballos, con auténtico sabor español tirado por dos, tres e incluso cuatro caballos y jinetes elegantemente vestidos para la ocasión, con su capota de cuero, faroles antiguos, etc., en el que sorprenderás a los invitados haciendo una entrada como una auténtica princesa.
  • Moto con sidecar. Una forma desenfadada e informal de comenzar la fiesta del día más importante de la vida.

Otros métodos menos habituales de llegar al altar

Además de los ya mencionados, también existen otros métodos de llegar al altar y es que como os decíamos al comienzo, algunos, los menos, optan por llegar a sus bodas en taxis marítimos, pero pocos podemos conseguir eso y es que quitando a Venecia o a Aveiro en Portugal, en pocos más lugares se puede realizar esta práctica. Pero no es la única diferente y es que, en algunas ocasiones, los contrayentes optan por sus aficiones como método para llegar a su boda, como es el caso del francés Sébastien Loeb quien usó su Citroën Xsara WRC como vehículo de boda cuando se casó con su mujer Séverine. En otras ocasiones y dada la cercanía del domicilio familiar a la iglesia en cuestión, uno de los novios ha optado por dirigirse a pie hasta el altar, aunque estos casos si que son los más extraños puesto que en un día tan especial, siempre se opta por hacer algo diferente.