La seguridad de nuestra casa.

Hola queridos lectores, hoy quería hablaros acerca de un tema que últimamente no paro de ver por la televisión debido a la cantidad de problemas que ocasiona. Me he inspirado mientras navegaba por Cable Window que es una empresa realmente buena en este sector.

Este problema del que hablo es de cuando nos vamos a pasar el fin de semana fuera, un puente, o las vacaciones ( me da igual si Navidad, Semana Santa o verano), vuelves a tu casa después de unos días, y descubres que la puerta y ventanas están abiertas, rotas o forzadas, tus joyas no están en el cajón donde suelen estar siempre, parece como si hubiera pasado un huracán por el salón, las habitaciones de tus hijos o el resto de las estancias…

Y nos preguntamos, ¿cómo ha podido pasar esto si yo cerré todo?. Ya, eso es lo que nos pensamos: que cerré bien la puerta, que me aseguré las ventanas, incluso activé la alarma… para que veáis que ya nada de lo que hemos hecho siempre vale para prevenir que nos roben. Hay que ir más allá, hay que ser más astutos que los ladrones ( que siempre se las arreglarán para conseguir lo que quieren, pero pongamos remedio, evitemos que suceda, o que si sucede, se les pille con las manos en la masa y ya pasen a cargo de la policía). Nuestra casa es nuestra vida, el hogar donde creamos una familia, donde guardamos nuestros recuerdos, nuestros tesoros más preciados, nuestros objetos de valor…todo.

Por eso y mucho más debemos de tener especial cuidado con nuestras casas cuando nos queremos ir fuera de casa. La alarma está bien, pero a veces, por los motivos que sean, la policía tarda en llegar y es demasiado tarde.

Tener cámaras de vigilancia con sensores de ruido y movimiento es una buena opción. Cámaras que se activan al mínimo ruido, o cuando el sensor nota movimiento, colocadas en puntos clave y estratégicos para que graben a los asaltantes nada mas se les detecte.

No se si habéis visto que ahora todo se puede controlar a través de nuestros teléfonos móviles. Podemos estar en la playa tomándonos un rico refresco, disfrutando de la brisa, de las olas del mar… y en cualquier momento que queramos, con una simple aplicación, mirar el móvil, y controlar tu casa. Puedes ver las cámaras, a lo que están apuntando en ese momento, puedes apagar las luces por si te dejaste algunas encendidas sin darte cuenta (que por las prisas nos puede pasar a cualquiera), puedes desactivar la alarma por si algún familiar o amigo va a entrar… en resumen puedes hacer casi de todo con tu casa desde tu móvil, estés donde estés. La verdad es que es algo muy cómodo, en seguida que veas algo raro puedes llamar a la policía, incluso puedes contratar alguien de seguridad para que esté rondando alrededor de la casa mientras estás fuera.

Como consejo diría de usar varios métodos no uno solo, porque uno vale para grabar, otro avisa a la policía, otro previene…y en conjunto todos pueden ayudar a que el robo no se produzca.

Pero, ya no es solo que te roben, es que otro problema que está de moda, es que mientras disfrutas con tu familia de unas tranquilas vacaciones, vuelvas a tu casa y te encuentres la cerradura cambiada. Ahí es cuando entenderás que, otras personas han invadido tu casa, la están habitando, y que viendo que han cambiado la cerradura…pretenden quedarse más de lo esperado. Hoy en día, en España, por desgracia la ley no nos ayuda mucho a los que tenemos una casa, estamos pagando una hipoteca, y nos la ocupan.

Conozco a muchas personas que le han pasado esto, y se han visto literalmente en la calle, con sus hijos en los brazos, con su casa ocupada por gente desconocida, con sus cosas, sus recuerdos, con su todo, dentro de esa casa que, de momento, ya no es suya, digan los papeles de la hipoteca o el buzón lo que digan.

Todos estos productos podemos encontrarlos por Internet, para sentirnos seguros, y encima que la compra sea más cómoda. Piensa que, aunque sea un poco caro, la seguridad de tu casa e incluso también  de tu familia, no tiene precio.

domo_ptz

 

 

Deja un comentario