La puesta a punto de las puertas de garajes y trasteros pueden ahorrarnos mucho dinero

file3281234237635

La seguridad en estos días es algo primordial y puede que esta sea una de aquellas cosas en la que no debemos reparar en gastos y no hablamos sólo de seguridad familiar, que también, sino de las pérdidas que puede acarrearnos un robo en el trastero de casa.

Puertas Esma es una empresa especializada en puertas automáticas para garajes, trasteros, puertas industriales, etc. Cambiar la puerta de tu garaje puede traer un gasto bastante cuantioso para ti o para tu comunidad de vecinos pero sufrir hurtos periódicos puede llegar a ser mucho peor, tanto a nivel económico como a nivel personal porque la inseguridad que provocan suele ser muy perjudicial a la larga.

Y es que la tranquilidad no tiene precio. Hoy en día, los robos son algo que no nos sorprende porque ocurren con una frecuencia espantosa. La crisis, la mala situación económica de muchísimas familias y, en ocasiones, la malicia de algunas mafias que se aprovechan de la desesperación de las personas han provocado que el número de robos en garajes y trasteros aumente exponencialmente si comparamos las cifras anuales del año pasado y de este, y si nos alejamos un poco más en el tiempo podemos comprobar como ese aumento ha sido gradual en estos últimos años. Hablamos de un incremento anual de un 5% a un 10% según de que comunidad autónoma hablemos.

Una de las más castigadas ha sido la Comunidad Valenciana que sufre una media de 215 robos denunciados mensuales. Muchos vecinos de Alicante aseguran que la situación es insostenible. Bicicletas, neveras, tiendas de campaña, equipo deportivo, cualquier cosa que sea susceptible de ser vendida en tiendas de segunda mano es perfecta para los amigos de las cosas ajenas y muy pocos son aquellos que recuperan sus pertenencias tras las denuncias.

De hecho, muchos denunciantes afirman haber encontrado algunos de los objetos que les sustrajeron en el robo  en diferentes tiendas de segunda mano de su ciudad lo que nos lleva a preguntarnos en el tipo de seguridad que este tipo de tiendas ofrece a sus clientes y usuarios. Pero claro ¿cómo demostrar que la bicicleta que estás vendiendo o comprando es tuya y no se trata de una robada? Eso es muy complicado.

Según el gerente de una de esas tiendas intentan fiarse de su sexto sentido en muchas ocasiones y si la persona que pretende la venta tiene una apariencia que no concuerda con el precio original de la bicicleta o del objeto en concreto procuran no comprarlo, pero claro, esto es muy subjetivo.

Conclusión, muchas veces el gasto que realizamos para conseguir una mayor seguridad es menor que el posible gasto que se pueda tener si no se realiza el cambio, arreglo o puesta en punto de las puertas de estos locales.

Deja un comentario