Formación enfocada al turismo

Hubo un tiempo en que España se definía con dos palabras: sol y playa. Este lema quedó grabado a fuego en las mentes de numerosos extranjeros, que desde entonces convirtieron al país con forma de piel de toro en el centro de sus vacaciones. Con el tiempo, cada región ha sabido explotar lo suyo, ampliándose así el concepto único de costa y buen tiempo: el turismo vinícola cobra fuerza, las regiones de interior explotan su pasado medieval, Andalucía enamora cada vez más y las principales ciudades como Madrid y Barcelona escalan puestos cada año en las listas de ciudades preferidas para viajar.

De esta manera, queda patente que el turismo se perfila como un pilar importante para la economía del país (y en general de prácticamente la mayoría de países del Mediterráneo). No en vano recientemente Exceltur, un grupo de unas treinta empresas turísticas de todo el país aseguraba en un estudio publicado por el periódico económico Expansión que el turismo producido en los últimos dos años ha aportado más de 2,5 millones de euros al PIB.

0008540276O-565x849

Así, las profesiones ligadas al turismo se configuran como una de las más activas y que por tanto más atraen en cuanto a formación se refiere. En la ciudad condal existe una amplia variedad formativa para este tipo de sector. Una buena opción es la escuela de turismo de Barcelona Formatic, donde existe la posibilidad de decantarse por diferentes especialidades. Desde formación superior como el grado en turismo, hasta cursos de dirección de empresas y marketing, o para llegar a ser agente profesional de viajes.

Pero en esta escuela de turismo de Barcelona entre la variedad de posibilidades despierta especialmente el interés de los jóvenes en el curso de tripulante de cabina de pasajeros o el curso de azafatas de vuelo.

La calidad educacional de este curso es notable: además de conocimientos teóricos y preparación de técnicas específicas, el curso de tripulante de cabina de pasajeros incluye unas prácticas formativas que tienen lugar durante todo el año en el simulador de cabina del avión de la escuela. Hablando ya de prácticas en empresas para el perfeccionamiento profesional del alumno, se  cuenta con la colaboración del centro de adiestramiento de Iberia (en Madrid); y que en el caso del curso de tripulante de cabina de pasajeros, se desarrollarán en compañías aéreas nacionales, internacionales o compañías de aerotaxi y helicópteros.

0010753804I-849x565

Cambiando de tercio, entre las salidas profesionales más demandadas se encuentran la de azafata de eventos y congresos, así como la de jefe de protocolo, técnico de relaciones públicas… En definitiva, toda una serie de profesiones relacionadas con el mundo de la imagen que requiere una formación. En respuesta a ello la escuela de relaciones públicas de Barcelona también cuenta con formación en uno de las áreas más solicitadas, especialmente entre las chicas: cursos de protocolo e imagen que sin duda cuenta también con un perfecto tándem de teoría y práctica.

Parece claro que la imagen y el turismo van igualándose en términos empresariales y económicos. Cada vez es más la atención que reclaman estos dos conceptos. Por otro lado, la inversión en educación nunca está de más. Y cuando se habla de educación enfocada al turismo, tan solo hay que esperar resultados positivos en una inversión de futuro.

Deja un comentario