Catering para eventos, el negocio de la década

Catering para eventos, el negocio de la década

Cada vez son más las familias que ante un evento especial deciden optar por la celebración en la típica casa de campo familiar o algo similar. Invitar a un centenar de personas a una boda o una comunión, por ejemplo, suele costarte la friolera de unos 100 euros el cubierto, unos 10.000 euros, y eso sin barra libre ni música ni ninguna otra pijada que se quiera poner. Ahora bien, hacerlo en una casa de campo contratando una buena empresa de catering puede suponerte un ahorro sustancial y encima podemos tener todo lo que queramos de igual modo.

Empresas de catering como La Frolita, Catering A Morena, Salduna Catering, etc., ofrecen menús a partir de 25 euros  en los que podemos añadir todo lo que queramos, incluyendo servicio de camareros, servicio de montaje y desmontaje de mesas y sillas, carpas, decoración, etc. Si elegimos un menú de gama media, de unos 50 euros por persona, le añadimos el alquiler de mesas y sillas (unos 300 euros) y el servicio en mesa de camareros (unos 1000 euros) estaríamos pagando un total de 6300 euros por prácticamente el mismo servicio que antes, ahorrándonos así 3700 euros que se pueden destinar a los obsequios para los invitados, el DJ para la música, bebidas e incluso una mesa de dulces.

Un estudio reciente ha mostrado estadísticas del porcentaje de población que tendría acceso a una casa de campo con terreno para montar un evento de estas características y estaríamos hablando de casi el 65% de la población española.  Las ciudades en las que sus residentes tienen menos facilidades para tener casa de campo propia  o acceso a una mediante un familiar o conocido son las más grande, tales como Madrid, Barcelona o Valencia. Sin embargo, tanto en el norte de España como en el sur, por Andalucía, el porcentaje asciende a casi el 80%.

Según este estudio, costeado casi en su totalidad por una asociación de empresas de catering y organización de eventos, actualmente la tendencia en la celebración de actos dentro de terrenos privados es al alza, lo que significa que, si el estudio no falla, de aquí a unos años saldrá más rentable tener una empresa de catering que un restaurante para eventos.

Los hándicap de los catering

Sin embargo, hay algunos hándicap que hacen que las empresas de catering no puedan competir con los grandes restaurantes para eventos, tales como la elegancia de la cubertería y la vajilla, las instalaciones, los servicios añadidos, etc. Y es que últimamente los restaurantes de eventos y las grandes empresas asociadas están ofreciendo servicios añadidos sin coste alguno para hacer más atractiva su oferta de cara a los posibles clientes.

Ahora bien, de igual modo que ellos pueden poner la espada para cortar la tarta o regalar un par de copas grabadas para el brindis nupcial, las empresas de catering pueden hacer algo similar buscando colaboraciones con empresas del sector como Cristafiel (grabado de copas), o incluso fotógrafos profesionales.

Cuánto más ahorro mejor

Lógicamente cuanto más dulce le pongamos al pastel más caro nos resultará, pero celebrando el evento en un terreno familiar podemos tener prácticamente lo mismo que tendríamos en un restaurante especializado o en unos salones de eventos. Podemos contratar música en directo, espectáculos, decoración, servicio de limpieza, etc. Sin embargo, si lo que queremos es ahorrar sin renunciar a nada, celebrando el evento en nuestra propiedad podremos llevar a cabo ciertas tareas nosotros mismos de modo que el ahorro será mayor.

Podemos ahorrar, como mínimo, en tres partidas:

  • Servicio de decoración
  • Servicio de montaje y desmontaje
  • Servicio de limpieza

Puede parecer poca cosa, pero si decoras tú mismo el espacio (o tus familiares y amigos), montas y desmontas las mesas, sillas y resto de parafernalia, y limpias tú el espacio, te estarás ahorrando la friolera de 1000 o 1500 euros, aproximadamente.

Al final, si hacemos cuentas, nos estaríamos ahorrando una media de 5000 euros que podemos guardar en el bolsillo o dedicar a otras partidas, y todo gracias a elegir un terreno propio para celebrar una boda, una comunión, un bautizo o un cumpleaños.

Las empresas de catering y organización de eventos cada vez están más solicitadas y aunque también es verdad que son muchas las que aparecen de la nada todos los meses, si hacemos una buena promoción, una buena gestión y damos buenos precios, podemos decir que son una gran apuesta en la que posiblemente saldremos con éxito.