Abogados laboralistas en Barcelona

Conflictos laborales, problemas de carácter fiscal y económico, asesoramiento empresarial y jurídico… Puede que la imagen arquetípica de los abogados que más haya quedado en la imaginería colectiva venga determinada por la representación de la figura que se ha hecho durante los últimos años en las series de televisión y el cine: el héroe o la heroína que salva la situación en favor de la buena causa. Sin embargo, más allá de eso existe todo un proceso y un complejo entramado de relaciones, pasos a seguir y procedimientos. El bufete Durán & Durán Abogados, que opera en la comunidad autónoma de Cataluña, cuenta con una amplia experiencia en el sector desde hace casi una veintena de años, cuando arrancasen allá por el año 1996.

No hay duda de que cualquier persona que fuese consultada preferiría con creces la opción de no tener que acudir a los servicios de un abogado –es lógico–, sin embargo, existen situaciones en la vida, y mucho más si nos ceñimos al terreno laboral, en las que la presencia de uno es necesaria y ayuda a que el resultado final de nuestro proceso sea óptimo. Corren tiempos difíciles y no es de extrañar que, en mitad de la vorágine de despidos, reducciones y demás temas laborales, se cometan ciertas injusticias. Si es el caso, el empleado necesitará los servicios de un profesional que sepa cómo actuar y que posea un argumentario rotundo para desbloquear el conflicto.

hammer-to-fall-673264-m

Detrás de cada proceso judicial se esconde una ardua tarea de investigación, recopilación de documentos, estudio del caso concreto y puesta en marcha. Nada resulta tan fácil como puede parecer a simple vista. Es cierto que puede resultar algo tedioso empezar uno de estos procesos, pero las circunstancias son las que son y, en según qué situaciones, puede no quedar otra opción. En ese caso, lo más conveniente es rodearse con un equipo de profesionales cualificados, expertos a poder ser en el tema a tratar. Para poder solucionar el problema con firmeza y atajar todo atisbo de duda o efecto rebote que pueda ocasionar para el empleado o la empresa a representar. Si hay algo claro es que el conflicto, generalmente, no va a hacer por solucionarse solo, y si existe un choque de intereses, lo más normal es que ninguna de las partes ceda en beneficio de la otra y en detrimento de sus opciones.

Despidos improcedentes, indemnizaciones no cobradas, pagos pendientes de cobro, quiebras, procesos de regulación del expediente, tasas abusivas… Da igual cuál sea el caso, el bufete Durán & Durán Abogados cuenta con un equipo preparado para todo tipo de incidencias. Los profesionales de la justicia de la empresa, situada en Barcelona, se pondrán manos a la obra para desbloquear la situación y encontrar una solución óptima para las partes representadas. Incluso para situaciones en las que pueda traspasarse la frontera de nuestro país, la firma cuenta con un importante equipo de expertos letrados en derecho internacional para ponerse a disposición de quien así lo precise.

Luchar por lo que cada uno considera suyo es más que un derecho. Es más, en muchos casos, debería de ser una obligación. Pero, eso sí, es primordial que, cuando lo hagamos, nos rodeemos de aquellos que conocen el camino largo y arduo que vamos a comenzar a recorrer y todos sus baches y obstáculos. Evidentemente, ni la justicia ni la abogacía son infalibles. Nunca. Sin embargo, si hay algo de lo que puedes estar seguro es que los profesionales que se pongan a tu disposición trabajarán con fruición en beneficio de tu causa, que, por extensión, harán suya desde el mismo instante en que sean elegidos.

Deja un comentario